Diario de una madre

Embarazo, bebés, maternidad y mucho más

Parto: Cesarea o parto natural

Parto natural

Parto natural

A muchas mujeres les puede provocar una gran desilusión, que incluso puede derivar en una depresión, el hecho de no tener un parto natural.

Pero una cosa hay que tener clara, y es que a veces, una cesárea puede salvar la vida de tu bebé e incluso la de la madre.

También es cierto que cada vez más, los partos se deshumanizan, y apenas se pierde tiempo en intentar un parto vaginal, pero en los últimos años ha surgido una tendencia nueva que promueve el parto natural como la mejor alternativa.

Sin lugar a dudas, cada mujer tiene sus preferencias, y muchas prefieren una cesárea por el sólo hecho de no sentir ningún dolor; mientras otras no quieren por ningún medio meterse al quirófano, siendo la mejor opción la epidural o incluso un parto instrumentalizado (esto es con fórceps, ventosa o episiotomía).

Decidas lo que decidas, asegúrate de que el equipo médico conoce tus deseos y que actuará en consecuencia salvo que haya algún peligro.

Otro tema aparte es la recuperación postparto, que estará en función de muchos factores, pero esta cuestión ya la trataré en otro post.

COMENTARIOS

3 COMENTARIOS to “Parto: Cesarea o parto natural”

  1. Virginia
    noviembre 28th, 2008 @ 8:20

    Hola, a mí me tuvieron que hacer una cesárea y la verdad que hubo momentos que pensaba que no había sido posible tener un parto natural pero cuando veas a tu bebé tan sano y tan bien se te acaba olvidando todo.

  2. Madre primeriza
    noviembre 28th, 2008 @ 8:37

    Hola Virginia, tienes razón. Lo más importante es que madre e hijo estén bien. Lo demás al final se te acaba olvidando. Yo tuve parto natural con forceps pero estuvieron a punto de hacerme una cesárea porque el niño empezaba a tener sufrimiento fetal y todavía no había dilatado mucho.

  3. Dos partos naturales muy diferentes | Diario de una madre
    noviembre 25th, 2011 @ 18:53

    [...] El parto de Paula fue muy diferente al que tuve con Álvaro, y eso que los dos fueron partos naturales. [...]

Deja un comentario